jueves, 27 de noviembre de 2014

LOS DIOSES DE LA CERVEZA


Por: Javier Sánchez Valenzuela



LA DIOSA CERES
Tomarse una buena cerveza es definitivamente una experiencia religiosa…lo que sea que eso signifique. Lo cierto es que tomarse esa cerveza en el lugar adecuado y con la compañía adecuada es algo memorable que guardamos por mucho tiempo e incluso por toda la vida.

No es de extrañar que la cerveza haya estado acompañada siempre de entes divinos que desde tiempos inmemoriales rondan siempre que alguien se toma una cerveza, o varias…sobre todo cuando se toman varias.

El origen de la palabra “Cerveza”, para no ir más lejos, está relacionado con la diosa griega  “Ceres”. Responsable de todo lo que tiene que ver con la agricultura, las cosechas (evidentemente de los cereales) y la fecundidad. Ella fue quien enseñó a los hombres a cultivar la tierra, sembrar y recoger el trigo, todo esto según los señores griegos y su mitología.

Por otro lado, hace unos 6,000 años en la Mesopotamia (por donde ahora está Irak más o menos)  los Sumerios, una de las primeras civilizaciones documentadas de la historia y grandes bebedores de cerveza a la que llamaban “Sikaru”, escribieron el célebre himno o canto a la diosa Ninkasi. Este himno contiene ni más ni menos que la receta escrita más antigua conocida por la humanidad y es, adivinaron, la receta de su cerveza.  En uno de sus fragmentos podemos leer frases como "Se cuece pan, se deshace en migas, se prepara una mezcla con agua y se consigue una bebida que hace a la gente alegre, extrovertida y feliz".

En el antiguo Egipto también le daban duro a la cerveza siendo su bebida
OSIRIS
más popular. Su tipo “henquet” dulce y ligera y su “Sejepet Jenea” eran consumidas tanto por nobles como por esclavos. La inventora de la cerveza fue Osiris, divinidad relacionada con los cereales y quien venció a la sanguinaria leona Semjet (enviada por Ra para castigar la rebelión de los hombres)  dándole a tomar una cerveza roja haciéndole creer que era sangre humana, ya borracha la leona, todo fue darle la última puntilla.

En la mitología nórdica existe “Byggvir” un elfo sirviente del dios Freyr se convirtió en el dios de la cerveza por ser el responsable de las cosechas de cebada. Es importante recordarles que los vikingos fueron grandes bebedores de cerveza, incluyendo al gran “Thor”, dios del trueno entre otras cosas.

Los Celtas tuvieron a “Sucellos”, dios de la agricultura, los bosques y las bebidas alcohólicas. Suele representarse como un hombre barbudo con un martillo largo o un barril de cerveza suspendido en una polea.

Los Aztecas no hacían malos quesos o, en ese caso, no hacían mala cerveza. Nuestros ancestros contaban con Ometochtli, dios de la bebida y de la embriaguez y representado por un conejo, de quien decían era una animal sin
OMETOCHLTI
sentido común. HaH Había otros dioses como Petecartl (también dios del peyote y las medicinas) y Tequechmecauiani, dios que cuidaba a los borrachos de morir accidentalmente. Estos dioses eran multitask ya que  en su jurisdicción entraba el pulque, la cerveza, otras bebidas y hierbas.  Había también un dios para los “crudos” llamado Quatlapanqui y otro para los afortunados nacidos en “el día del conejo” según el calendario azteca, quienes tenían derecho a estar borrachos todos los días y estaban exentos de cualquier restricción sin importar su comportamiento público o privado. Este dios era llamado Tepoxtecatl.

Me faltaron muchos otros dioses, como los Finlandeses, los Incas, los Chinos, los Hindús, los Japoneses, pero esos se los dejo de tarea para que tengan algo qué hacer mientras se toman una cerveza ¿qué les parece? Y los dejo con un bello poema de Camilo José Cela que dice:

"El rayo de sol se hace cerveza
al llegar al corazón de la
caldera donde se cuece, y la
cerveza siembra la poesía en
los corazones cuando pasa a la
sangre cayendo por la
garganta abajo"


¿Tu qué cerveza nueva probaste esta semana?  Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

EL REY GAMBRINUS


Por: Javier Sánchez Valenzuela

           
Según la leyenda, Flandrine fue la culpable de todo. Su singular belleza fue la causa de que
LA BELLA FLANDRINE
en el pequeño pueblo de Fresnes, un joven aprendiz de artesano llamado Juan Primus y apodado Gambrinus pensara en quitarse la vida ante la reiterada negativa de la doncella de darle su amor. Un mal día cuando ya no soportó más su angustia, el joven corrió hacia el bosque con el fin de acabar con su miserable existencia. Mientras buscaba la mejor forma de hacerlo se le apareció el mismísimo diablo para hacerle una oferta que no podía rehusar. Como siempre sucede en estos casos, lo único que pedía a cambio era el alma del angustiado muchacho que, desesperado, accede de inmediato.  El plan era muy convincente: el diablo le daría al joven un don que le haría ganar el amor de Flandrine y si con ese nuevo don no lograba atraerla, entonces le enseñaría cómo olvidar su pena. Utilizando sus oscuros poderes, satán otorgó al joven gran suerte en los juegos de azar, lo que lo convirtió en un hombre muy rico…y Flandrine como si nada. Después lo convierte en un excelso bailarín y músico de un instrumento llamado Carrillón cuya música nadie resistía sin ponerse a bailar pensando que de esa forma lograría atraer a su musa….pero una vez más no sucedió nada. Por más que el joven bailaba y tocaba…tocaba y bailaba, Flandrine con desdén lo evadía. El diablo entonces tuvo que echar mano de la segunda parte de su promesa, que consistía en enseñarle a olvidar su pena. Para tal efecto le enseñó a fabricar un amargo brebaje hecho de cebada, levadura y lúpulo, le enseñó a hacer cerveza. Poco después Gambrinus organizó una gran fiesta en la que dio de beber cerveza a todo el pueblo, descubriendo que mientras más bebían más dulce sabía.
EL REY GABRINUS
IGLESIA DE LA CIUDAD DE FRESNES
La bebida se hizo famosa y dio gran prestigio a Gambrinus más allá de los linderos del pueblo, al grado de que el Rey le ofrece nombrarlo Duque, Señor o Conde. Gambrinus declina este ofrecimiento y prefiere quedarse con el título que el mismo pueblo le había dado: Rey de la Cerveza.Ante este nuevo estus de fama, fortuna y prestigio la antes evasiva Flandrine se acerca a Gambrinus queriendo finalmente hablarle, sin embargo éste al verla no la reconoce y solamente le ofrece un tarro de cerveza. La había olvidado completamente. Desde entonces el joven fue feliz al olvidarse de la esquiva doncella que había estado a punto de acabar con su vida.Pero aquí no termina la historia. Al poco tiempo aparece de nuevo el diablo reclamando su parte del trato, es decir, su alma.  Hábilmente Gambrinus le pide a Satanás un ultimo deseo antes de irse con él: que le permita tocar por última vez su Carrillón, y el diablo cae en la trampa, ya que una vez que empezó a oírse el sonido del instrumento el diablo comenzó a bailar y bailar y bailar sin poder parar a merced del mismo don que le había otorgado a cambio de su alma.  Desesperado, el señor de las tinieblas suplica a Gambrinus que deje de tocar, pero éste pide una condición para hacerlo: rescindir el pacto que habían hecho. De esta manera el diablo huye derrotado y  Gambrinus queda libre, rico y feliz. Algunos textos dicen que vivió 300 años bailando y tomando cerveza.Cuántos de nosotros no hubiéramos querido terminar de esta forma nuestras decepciones amorosas ¿no les parece? Cuántas veces con el fin de olvidarnos de la “ingrata pérjida” hubiéramos querido recurrir a tratos similares.A partir de esta leyenda, Gambrinus ha seguido creciendo en popularidad. Actualmente su imagen aparece en infinidad de etiquetas de cervezas de todo el mundo estatuas paganas y es tema de cuentos y canciones.Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

sábado, 8 de noviembre de 2014

LOS GRANDOTOTES DE LA CERVEZA


Por: Javier Sánchez Valenzuela
           
En este mundo matraca todo tiene dueño… absolutamente todo y la cerveza no es la excepción.
Cuando destapas un cerveza seguramente en lo último que pensamos es en quién es el dueño de la fábrica y simplemente nos avocamos a disfrutarla, eso es lo bonito.
No deja de ser interesante, sin embargo que por curiosidad aunada a la ociosidad nos lleve a investigar quiénes  son los dueños de nuestro planeta en lo que a fabricación de cerveza se refiere. Después de todo si esta es la bebida fermentada más consumida por la humanidad quienes la poseen seguramente son personas muy poderosas y de gran influencia en nuestra vida cotidiana ¿no creen?  Vamos a asomarnos a ese mundo.
Según algunos analistas el valor de las industria cervecera a nivel mundial es de alrededor de $137,458 millones de dólares. Si analizamor por continente los volumenes de producción queda más o menos de la siguiente forma:
- Asia la región que produce  aproximadamente 712 millones de hectolítros anuales.
América con una producción aproximada de 574 millones de hectolitros cada año.
- Europa que produce 534 Millones de hectolitros aproximadamente.
- África con una producción anualizada de 132 millones de hectolitros.
- Australia y Oceanía con 22 millones de hectolitros anulaes aproximadamente
 Este pastelote se lo reparten cinco grandulones:
Número 1: Anheuser Busch/InBev.  Produce más de 353 millones de Hectolitros anualmente y domina el 19.7% de la producción mundial de cerveza. Su base ubicada en Bélgica maneja más de 200 marcas de cerveza en el mundo, entre las que sobresalen Budweiser, Beck’s, Skol, Bud Light y muchas otras.
Número 2: South African Breweries (SAP)- Miller. Produce más de 190 millones de Hectolitros anuales, lo que representa el 9.6% de la producción mundial de cerveza. Su base está en Londres, Reino Unido y fabrica, entre otras, Foster’s, Gabrinus, Grolsch, Hamm´s y otras.
Número 3: Heineken. Su producción anual supera los 171.7 millones de Hectolitros lo que le da el 9.3% de la producción de cerveza a nivel mundial. Sus oficinas centrales se encuentran en Bélgica y fabrica más de 170 marcas de cerveza entre las que se encuentran Heineken, Tecate, Cruzcampo, Newcastle, Kaiser, Dos X, Murphy´s y otras más.
Número 4: China Resourse Snow Brewries LTD.  Anualmente fabrica 121.2 millones de Hectolitros cada año, lo que le da el 6.2% de la producción mundial de cerveza. Están ubicados en China y poseen más de 80 marcas entre las que encontramos Snow, Three Star, Tiajin, Zero Clock, Blue Sord y muchísmas otras.
Número 5: Carlsberg. Su producción anual supera los 120.4 millones de Hectolitros o sea el 6.1% de la producción mundial de cerveza. Sus oficinas centrales están en Dinamarka y produce etiquetas como Carlsberg, Kronenberg, Tuborg, Baltika y muchas otras.
Hasta ahí si le suman llevamos el 48.2% de toda la cerveza que se produce en este planeta distribuído en 5 grupos.  O sea que el restante 51.8 se le pelean una infinidad de empresas en todo el mundo con participación mucho menores.  Entre las chiquitas de las grandotas podemos encontrar Beigin Yanjing, Tsintao, Molson, Diageo, Duvel y lieralmente cientos de otras empresas.
La verdad no tengo idea del porcentaje que ocupa en el mundo la producción de cervezas artesanales… me gustaría saberlo. Lo único que sé es que su crecimiento en mercados tan importantes como el de Estados Unidos y en diferentes países de América ha sido permanente y que sigue creciendo año con año.  Evidentemente no le hacen ni cosquillas a las marcas industriales pero de que hacen su lucha, la hacen… me consta.
Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina.
Paz y trabajo para todos.





jueves, 6 de noviembre de 2014

AFRICA


Por: Javier Sánchez Valenzuela
           
¿Quién inventó la cerveza? Esta pregunta me la han hecho muchas veces.
¿Cuándo se inventó la cerveza? Esta es la pregunta que le sigue casi automáticamente a la primera. La respuesta sin embargo es un poco más complicada que la pregunta misma. Suele suceder.
Para tratar de dar una respuesta adecuada, hace un par de años en este mismo espacio escribí un artículo en el que describí de forma sucinta lo que sabía al respecto. En esencia lo que ahí comenté es el hecho de que la cerveza la inventaron grupos humanos diferentes en lugares diferentes y en épocas diferentes. Muchos tratan de adjudicarle el milagrito a los egipcios o a los sumerios, pero la cosa no es así de simple. Creo que no podemos darle todo el crédito a una sola civilización y a una época específica.
Vestigios de elaboración de cerveza han sido encontrados desde finales del neolítico en lugares tan distantes como China, India, Europa, América y África en épocas separados entre sí por miles de años.    
África es el continente donde según la inmensa mayoría de los antropólogos surgió el primer ser con caracteristicas humanas on caractere segun  or miles de añosneol, pero la cosa no es asísticas humanas. Según sabemos esto sucedió hace poco más de dos millones de años en las planicies del Serengeti en las ahora áridas planicies de Tanzania y en un punto conocido como la garganta de Olduvai. A partir de ahí los humanos empezamos a desparramarnos por la tierra desarrollando características diferentes que nos permitieran adaptarnos las respectivos entornos.
Desde hace aproximadamente 8,000 años se fabrica cerveza en África tanto en pequeñas villas remotas como posteriormente en las dinastías cerveceras que la
usaban ya con fines comerciales.  Cuando los primeros europeos empezaron a explorar África se asombraron con la gran cantidad de lugares donde se fabricaba y de variedades de cerveza que producían las diferentes tribus.  La cerveza más que una bebida recreativa era un elemento alimentico esencial para la dieta de los africanos. Para producirla utilizaban granos y hierbas originarios de sus diferentes regiones. Usaban harina de cassava, savia de pala, sorgo, cebada e incluso maíz, el cual fue traido por los comerciantes árabes de la época y que se usó en más de 100 estilos de cerveza fabricada por los nativos.  Algunos d estos ancestrales ingredientes siguen siendo utilizados en algunas cervecerías modernas.
La mayorías de esta cervezas africanas saben a agua de avena con ciertos toques de uva pasa. Algunas otras son más lechosas y fuertes en su sabor, acercándose a algo parecido a los que hoy conocemos como barley wine. Éstas generalmente eran fabricadas para ceremonias especiales.
La cerveza sigue siendo una parte importante de la dieta de muchas tribus africanas. Debido a que su producción dista mucho de contar con las modernas técnicas de filtrado, aun en nuestros días vemos el uso de popotes de paja que son introducidos en una vasija comunal desde la que varias personas toman a la vez. En estas situaciones de convivencia los participantes se sientan alrededor del recipiente y mientras toman platican sus historias y chismes del día.  El popote  para tomar cerveza utilizado por estas tribus tiene al menos 5,000 años de historia. Esto es fácil comprobarlo al ver los antiguos geroglíficos heredados de los egipcios y en tabletas de marcilla elaboradas por el pueblo de los sumerios, en Mesopotamia.
Sin embargo no todo lo referente a la cerveza en África se ubica en la antigüedad. Actualmente uno de los grupos cerveceros más importantes del planeta tiene su origen en Sudáfrica. Por supuesto me refiero a South African Breweries, mejor conocido por sus siglas SAB y en Estados Unidos como SABMiller. Este grupo fundado en 1895 cuenta ahora con más de 80,000 empleados en todo el mundo, de los cuales casi 10,000 están en África.

África fue y sigue siendo una de las piezas más importantes en esta larga y compleja historia de la cerveza en el mundo. Su trascendencia es innegable ya que nos une directamente con los orígenes de las civilizaciones modernas.
Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina.
Paz y trabajo para todos.