martes, 23 de diciembre de 2014

JOHN MARTIN: EL SANTO CLOS DE LA CERVEZA


Por: Javier Sánchez Valenzuela



John Martin llevó la felicidad al mundo igual que Santo Clos, sólo que en lugar de ser originario del Polo Norte y tener su taller ahí, él era ingles y la alegría la sacó de Bélgica. Déjenme platicarles un poquito de esto y al final les hablaré del Sr. Martin.
          Para quienes celebramos la navidad esto representa una mezcla de sentimientos que van desde la mayor de las alegrías hasta la peor de las depresiones. Lo que es una constante es que en cualquiera de los casos habrá alcohol de por medio, ya sea para celebrar el advenimiento de Cristo o para ahogar nuestras frustraciones y olvidarlas aunque sea mientras nos dura la borrachera. Para los fines que persigue esta columna vamos a hablar de la primer posibilidad ¿te parece? Si quieres hablar de la segunda te recomiendo que vayas con tu terapeuta o aunque sea con el cantinero del bar más cercano y le avientes todo encima.

Probablemente una de las cosas que más nos alegran en navidad, sobre todo a los que no somos muy afectos a la devoción cristiana, es la posibilidad de reunirnos con la familia y compartir nuestra alegría brindando, comiendo, cantando, bailando y abriendo regalos. La navidad es un excelente pretexto para encontrarnos de nuevo con los que queremos.

Para quienes andamos buscando razones para explorar y probar nuevas cervezas, esta época es ideal y en gran medida esto se lo debemos a nuestro amigo John Mrtin. Prácticamente en todo el mundo los fabricantes de cerveza editan sus cervezas de temporada, muchas de las cuales resultan ser joyas efímeras que deben ser aquilatadas en su momento ya que la navidad pasa rápido y tendremos que esperar otros 12 meses para volver a degustarlas.

La cerveza es la bebida navideña por excelencia, por lo menos en los países que inventaron la celebración como la conocemos hoy. Los países del norte de Europa, con sus árboles secos y paisajes nevados son quienes inventaron la costumbre producir cervezas especiales para la temporada. Todo parece indicar que fue particularmente en Bélgica, hacia finales del siglo XIX, cuando los maestros cerveceros de las cervecerías locales dedicaban su talento a elaborar cerveza que utilizaban para regalar a sus trabajadores y amigos. Esto se difunde rápidamente entre los consumidores y se ven en la necesidad de fabricarla en volúmenes mayores, inicialmente para el pueblo o ciudad donde se encontraba la fábrica y posteriormente para otras regiones.

La elaboración de las cervezas navideñas se iniciaba en el mes de septiembre, específicamente alrededor del día 29 cuando se celebra el días de San Miguel. En esas épocas los maestros cerveceros utilizaban los mejoren ingredientes a los que especiaban cuidadosamente para obtener una cerveza robusta, aromática y sabrosa que pudiera ser consumida durante las festividades de San Nicolás.

Sólo era cuestión de tiempo para que esta costumbre local se expandiera al resto de Europa y después al mundo entero.  Algunos estudiosos le adjudican la popularidad internacional de estas cervezas al ingles John Martin (1886-1966), un empresario cervecero a quien bien podríamos darle el adjetivo de El Santo Clos de la Cerveza, ya que gracias a él los estilos navideños llegaron a todo el mundo. El señor Martin se establece en Amberes, Bélgica en 1909 y desde ahí empieza a comercializar las cervezas navideñas belgas hacia Inglaterra y Escocia, introduciendo la Gordon Xmas de su fábrica Gordon Scoth Ale. Todavía en nuestros días podemos encontrar cervezas generadas por este varsátil empresario, como la Martin’s Pale Ale (que aun en la actualidad muchos la llaman “la más noble de las pale ales inglesas), o la Martin’s Blond Ale.

Las cervezas de navidad no conforman un estilo por sí mismas. Pueden ser obscuras y rubias, dulces y amargas,  en todo caso, mantienen algunas características comunes, como el hecho de que tiene
porcentajes de alcohol superiores al promedio. La razón es simple: la cerveza se toma en navidad para “calentarse” y no para refrescarse, y el alcohol colabora en alcanzar ese fin.  De igual forma y por la misma razón, las cervezas navideñas no son “light”, sino que contienen niveles calóricos altos.  Otra característica que muchas marcas mantienen es el aroma especiado, que aporta mucho al maridaje de las comidas típicas de esta temporada. En general se recomienda tomar estas cervezas frías pero no a punto de congelación como solemos acostumbrarlo por nuestras latitudes, ya que se inhibe totalmente el sabor y el aroma de la mezcla.

Tomen buenas cervezas de navidad, la variedad es mucha.  Les recomiendo que busquen las opciones que los artesanos cerveceros tienen para estas fechas, estoy seguro que encontrarán sorpresas que les llenarán su barriga y su cabeza de felicidad pura.

Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

viernes, 19 de diciembre de 2014

LA CERVEZA EN NAVIDAD


Por: Javier Sánchez Valenzuela





LA NAVIDAD Y ESTA MUY CERCA
No se a ustedes, pero a mi estas fechas navideñas me ponen más nostálgico que feliz. Me da por recordar mi niñez, la de mis hijos y parientes cercanos y lejanos. Me da por escribirle a mis amigos para decirles cosas que debería de decírselas todos los días y no solamente en navidad. Creo que la navidad nos proporciona el pretexto perfecto para sacar al cursi que llevamos todos dentro, para perdernos por los lugares comunes de los deseos de amor y paz mundial. Se siente bien hacerlo.

         Tengo que confesarles que una de las razones por las que espero impacientemente la navidad es porque me da el pretexto perfecto para explorar nuevamente otro mundo igual de fantástico que el de Dickes y su Cuento de Navidad: el mundo de las cervezas de navidad.

Pareciera que este espíritu de amar y compartir las buenas nuevas con la humanidad se apodera también de los maestros cerveceros del mundo y desde hace siglos le da por preparar meticulosamente sus recetas  especiales, como queriendo darle verdadera felicidad al mundo o por lo menos a los amantes de la buena cerveza.

         Al igual que un niño espera la llegada de la más reciente versión del más reciente juego de video,  yo espero el arribo de las ediciones navideñas que empiezan a aparecer a veces desde octubre. Hago mi listita y me lanzo a los estantes de las tiendas a buscar estas joyas líquidas. Déjenme decirles que aparentemente no soy el único ni el más veloz, porque por más que me esfuerzo, cuando llego a la tienda encuentro ediciones ya agotadas. Tal es el

caso de la Anchor Christmas Ale que cada año la cervecería Anchor de San Francisco produce con una receta y un envase diferente al del año anterior, lo que la convierte un toda una obra digna de coleccionarse. Hay que mantener la frente en alto y el espíritu navideño vivo para no desgreñar al fulano que ves llevándose  el último six que quedaba en la tienda.
PARA EL FRIO, UNA CERVEZA DE INVIERNO

         Las cervezas navideñas regularmente empiezan a fabricarse hacia el mes de septiembre, de tal manera que estén frescas y listas para consumirse desde que empiezan a sentirse los primeros fríos.  Estas cervezas son muy diferentes a las que regularmente se fabrican el resto del año. Los maestros cerveceros se preocupan por darle al consumidor cervezas sobresalientes tanto por su olor, su sabor, color y textura. Por supuesto tiene mucho que ver el tipo de comida tradicional de esta época invernal que tiende a ser más pesada, más grasosa y sazonada con especias.  Hay que cuidar que el maridaje entre la cerveza y los platillos sean perfecto de manera que la ocasión resulte igualmente memorable.

         No existe un tipo de cerveza particular que pueda ser considerada navideña. Existen tanto cervezas de fermentación alta (ales) como de fermentación baja (lagers) y cada fabricante le da su toque especial. Incluso el color varía de marca en marca, aunque suele ser ámbar o de plano negro.  Diría que la única característica que comparten todas estas cervezas es un porcentaje de alcohol por volumen superior al normal. No creo que exista una cerveza que se digne ser llamada navideña que contenga menos de un 6.5%, y muy frecuentemente alcanzan el 10% ó más. Igualmente son cervezas que contienen maltas especialmente tostadas, lúpulos y especias seleccionadas cuidadosamente para lograr producir cervezas que verdaderamente calienten (por su alto contenido calórico) a quien la prueba.  Otra característica de estas cervezas es que se disfrutan más cuando se toman moderadamente frías, entre 4 y 7 grados centígrados, para que sus aroma y sabor salgan más fácilmente. Enfriarlas de más les mata su complejidad evitando que el paladar pueda encontrarse con los sabores y olores que tan cuidadosamente fueron creados.

BUENA CERVEZA Y BUENA COMIDA
Pero no nada más el contenido de la botella es especial, sino que la botella misma lo es. La forma, el color del vidrio, la etiqueta y hasta el tapón son toda una celebración que vale la pena colocar sobre nuestra mesa junto al pavo recién horneado, el jamón, los romeritos, el bacalao o lo que sea.


Una cerveza no puede ser considerada navideña por el simple echo de que solamente se vende en esta época del año, como es el caso de la cerveza Nochebuena, que año tras año vende Cuauhtémoc Moctezuma, en realidad es una cerveza estilo bock como otras que ya existen todo el año. 

Amigos y amigas: en estas fiestas espero de todo corazón que la pasen de lo mejor. Coman y beban lo suficiente como para disfrutar de las personas con las que decidan estar. Platíquense cosas agradables, quiéranse, abrácense y cuídense. Jorge Luis Borges alguna vez dijo que nuestra primer obligación como seres humanos es ser felices, y eso es totalmente cierto, ya que lo demás llega por añadidura.

Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

miércoles, 3 de diciembre de 2014

LA INDUSTRIA DESDEÑADA DE MEXICALI


Por: Javier Sánchez Valenzuela



Yo siento a Mexicali atorado, desanimado, sin una visión de futuro que nos permita jalar para el mismo lado….¿ustedes no perciben lo mismo? Los chispazos de creatividad de mexicalenses valiosos y aventados que proponen alternativas nuevas –como el Festival Baja Prog- son ignoradas o retardadas por nuestros líderes gubernamentales y empresariales y, por lo tanto, nadie apoya nada.  Todo mundo anda echo bolas atendiendo lo urgente y descuidando lo importante…lo trascendente.

En este Mexicali modorro y apático surge otra propuesta que se abre paso a contracorriente y que desde hace tres administraciones municipales ha levantado la mano para ver si alguien le hace caso,  cosa que en la práctica no ha sucedido y ha quedado en cómodos “espérame tantito” o en patéticos “parches” como la fallida remodelación del centro de la ciudad. Por supuesto me refiero a la incipiente industria de la cerveza artesanal.

EL HOME BREWER
Hace apenas cuatro años nadie en Mexicali sabía nada de este tema. Nadie excepto un pequeño grupo de curiosos que exploraban un territorio desconocido hasta entonces por la mayoría. En la cocina de su casa y utilizando ollas y frascos improvisadas experimentaban con recetas para hacer cerveza. Lo importante era aventarse y ver si salía algo bueno de aquella aventura privada para después compartirlo con algunos amigos.  Hoy las cosas son muy diferentes; sin que nadie se diera cuenta esto empezó a crecer poco a poco, sin aspavientos pero ganando adeptos día tras día. Hoy por hoy nuestra ciudad cuenta con catorce cervecerías artesanales en operación permanente que fabrican no menos de veinte estilos diferentes.  Únicamente en El Sume – el primer lugar que abrió sus puertas a los artesanos locales – se venden más de 1,500 litros mensuales de cerveza producida en Mexicali, sin contar la que se produce en Tijuana, Ensenada, Tecate y otras ciudades de nuestro país.

Sin ponernos a sacar muchas cuentas esto representa resulta evidente que estamos presenciando el nacimiento de una gran industria local que, como ya ha sucedido en muchas otras ciudades del mundo, tiene el potencial de generar una gran cantidad de nuevos empleos y abrir infinidad de oportunidades no solamente para empresarios gastronómicos y turísticos sino para profesionistas de áreas tan diversas como la ingeniería, la mercadotecnia, la agricultura, el diseño gráfico, la publicidad, comercio nacional e internacional, logística, transportes y la educación formal misma dentro de las
UNA NUEVA INSTALACION ARTESANAL
universidades.  Hace algún tiempo durante una plática  a la que me invitaron un grupo de alumnos de CETYS Universidad, uno de los jóvenes asistentes estudiante de Negocios Internacionales me preguntaba “Por qué habiendo tantas oportunidades de desarrollarnos en esta industria nadie nos había hablado de ella, por qué no se menciona en ningunas carrera.” No pude abundar mucho en mi respuesta, solamente atiné a decir “no sé.”  Creo que en esencia lo que pasa es que nos está ganando la dinámica propia del entorno que va más rápido que nuestra capacidad de reacción y no sabemos qué hacer…. por lo menos en Mexicali. Mientras que en otras ciudades de nuestro país las autoridades le están dando “Fast Track” a las leyes y reglamentos que puedan acelerar el desarrollo de esta industrias, aquí siguen sin entender qué sucede, o cómo dicen por ahí “el agua sigue sin subir al tinaco”. 

La industria artesanal no obstante sigue empujando hacia adelante. Cada día surge un nuevo artesano que viene dispuesto a intentarlo y se atreve a salir de la cocina de su casa y de las ollas y frascos improvisados para unirse al resto de aventureros que le precedieron. Eventualmente su trabajo logrará cambiar a Mexicali para transformarla de “la ciudad de los huevos fríos” a la ciudad con la mejor cerveza artesanal del país.

ANUNCIO: La Voz de la Frontera publicó hace algunas semanas un suplemento especial sobre la Cerveza Artesanal que resulta muy interesante.  Si te interesa leerlo aquí les comparto el link.

Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.


jueves, 27 de noviembre de 2014

LOS DIOSES DE LA CERVEZA


Por: Javier Sánchez Valenzuela



LA DIOSA CERES
Tomarse una buena cerveza es definitivamente una experiencia religiosa…lo que sea que eso signifique. Lo cierto es que tomarse esa cerveza en el lugar adecuado y con la compañía adecuada es algo memorable que guardamos por mucho tiempo e incluso por toda la vida.

No es de extrañar que la cerveza haya estado acompañada siempre de entes divinos que desde tiempos inmemoriales rondan siempre que alguien se toma una cerveza, o varias…sobre todo cuando se toman varias.

El origen de la palabra “Cerveza”, para no ir más lejos, está relacionado con la diosa griega  “Ceres”. Responsable de todo lo que tiene que ver con la agricultura, las cosechas (evidentemente de los cereales) y la fecundidad. Ella fue quien enseñó a los hombres a cultivar la tierra, sembrar y recoger el trigo, todo esto según los señores griegos y su mitología.

Por otro lado, hace unos 6,000 años en la Mesopotamia (por donde ahora está Irak más o menos)  los Sumerios, una de las primeras civilizaciones documentadas de la historia y grandes bebedores de cerveza a la que llamaban “Sikaru”, escribieron el célebre himno o canto a la diosa Ninkasi. Este himno contiene ni más ni menos que la receta escrita más antigua conocida por la humanidad y es, adivinaron, la receta de su cerveza.  En uno de sus fragmentos podemos leer frases como "Se cuece pan, se deshace en migas, se prepara una mezcla con agua y se consigue una bebida que hace a la gente alegre, extrovertida y feliz".

En el antiguo Egipto también le daban duro a la cerveza siendo su bebida
OSIRIS
más popular. Su tipo “henquet” dulce y ligera y su “Sejepet Jenea” eran consumidas tanto por nobles como por esclavos. La inventora de la cerveza fue Osiris, divinidad relacionada con los cereales y quien venció a la sanguinaria leona Semjet (enviada por Ra para castigar la rebelión de los hombres)  dándole a tomar una cerveza roja haciéndole creer que era sangre humana, ya borracha la leona, todo fue darle la última puntilla.

En la mitología nórdica existe “Byggvir” un elfo sirviente del dios Freyr se convirtió en el dios de la cerveza por ser el responsable de las cosechas de cebada. Es importante recordarles que los vikingos fueron grandes bebedores de cerveza, incluyendo al gran “Thor”, dios del trueno entre otras cosas.

Los Celtas tuvieron a “Sucellos”, dios de la agricultura, los bosques y las bebidas alcohólicas. Suele representarse como un hombre barbudo con un martillo largo o un barril de cerveza suspendido en una polea.

Los Aztecas no hacían malos quesos o, en ese caso, no hacían mala cerveza. Nuestros ancestros contaban con Ometochtli, dios de la bebida y de la embriaguez y representado por un conejo, de quien decían era una animal sin
OMETOCHLTI
sentido común. HaH Había otros dioses como Petecartl (también dios del peyote y las medicinas) y Tequechmecauiani, dios que cuidaba a los borrachos de morir accidentalmente. Estos dioses eran multitask ya que  en su jurisdicción entraba el pulque, la cerveza, otras bebidas y hierbas.  Había también un dios para los “crudos” llamado Quatlapanqui y otro para los afortunados nacidos en “el día del conejo” según el calendario azteca, quienes tenían derecho a estar borrachos todos los días y estaban exentos de cualquier restricción sin importar su comportamiento público o privado. Este dios era llamado Tepoxtecatl.

Me faltaron muchos otros dioses, como los Finlandeses, los Incas, los Chinos, los Hindús, los Japoneses, pero esos se los dejo de tarea para que tengan algo qué hacer mientras se toman una cerveza ¿qué les parece? Y los dejo con un bello poema de Camilo José Cela que dice:

"El rayo de sol se hace cerveza
al llegar al corazón de la
caldera donde se cuece, y la
cerveza siembra la poesía en
los corazones cuando pasa a la
sangre cayendo por la
garganta abajo"


¿Tu qué cerveza nueva probaste esta semana?  Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

EL REY GAMBRINUS


Por: Javier Sánchez Valenzuela

           
Según la leyenda, Flandrine fue la culpable de todo. Su singular belleza fue la causa de que
LA BELLA FLANDRINE
en el pequeño pueblo de Fresnes, un joven aprendiz de artesano llamado Juan Primus y apodado Gambrinus pensara en quitarse la vida ante la reiterada negativa de la doncella de darle su amor. Un mal día cuando ya no soportó más su angustia, el joven corrió hacia el bosque con el fin de acabar con su miserable existencia. Mientras buscaba la mejor forma de hacerlo se le apareció el mismísimo diablo para hacerle una oferta que no podía rehusar. Como siempre sucede en estos casos, lo único que pedía a cambio era el alma del angustiado muchacho que, desesperado, accede de inmediato.  El plan era muy convincente: el diablo le daría al joven un don que le haría ganar el amor de Flandrine y si con ese nuevo don no lograba atraerla, entonces le enseñaría cómo olvidar su pena. Utilizando sus oscuros poderes, satán otorgó al joven gran suerte en los juegos de azar, lo que lo convirtió en un hombre muy rico…y Flandrine como si nada. Después lo convierte en un excelso bailarín y músico de un instrumento llamado Carrillón cuya música nadie resistía sin ponerse a bailar pensando que de esa forma lograría atraer a su musa….pero una vez más no sucedió nada. Por más que el joven bailaba y tocaba…tocaba y bailaba, Flandrine con desdén lo evadía. El diablo entonces tuvo que echar mano de la segunda parte de su promesa, que consistía en enseñarle a olvidar su pena. Para tal efecto le enseñó a fabricar un amargo brebaje hecho de cebada, levadura y lúpulo, le enseñó a hacer cerveza. Poco después Gambrinus organizó una gran fiesta en la que dio de beber cerveza a todo el pueblo, descubriendo que mientras más bebían más dulce sabía.
EL REY GABRINUS
IGLESIA DE LA CIUDAD DE FRESNES
La bebida se hizo famosa y dio gran prestigio a Gambrinus más allá de los linderos del pueblo, al grado de que el Rey le ofrece nombrarlo Duque, Señor o Conde. Gambrinus declina este ofrecimiento y prefiere quedarse con el título que el mismo pueblo le había dado: Rey de la Cerveza.Ante este nuevo estus de fama, fortuna y prestigio la antes evasiva Flandrine se acerca a Gambrinus queriendo finalmente hablarle, sin embargo éste al verla no la reconoce y solamente le ofrece un tarro de cerveza. La había olvidado completamente. Desde entonces el joven fue feliz al olvidarse de la esquiva doncella que había estado a punto de acabar con su vida.Pero aquí no termina la historia. Al poco tiempo aparece de nuevo el diablo reclamando su parte del trato, es decir, su alma.  Hábilmente Gambrinus le pide a Satanás un ultimo deseo antes de irse con él: que le permita tocar por última vez su Carrillón, y el diablo cae en la trampa, ya que una vez que empezó a oírse el sonido del instrumento el diablo comenzó a bailar y bailar y bailar sin poder parar a merced del mismo don que le había otorgado a cambio de su alma.  Desesperado, el señor de las tinieblas suplica a Gambrinus que deje de tocar, pero éste pide una condición para hacerlo: rescindir el pacto que habían hecho. De esta manera el diablo huye derrotado y  Gambrinus queda libre, rico y feliz. Algunos textos dicen que vivió 300 años bailando y tomando cerveza.Cuántos de nosotros no hubiéramos querido terminar de esta forma nuestras decepciones amorosas ¿no les parece? Cuántas veces con el fin de olvidarnos de la “ingrata pérjida” hubiéramos querido recurrir a tratos similares.A partir de esta leyenda, Gambrinus ha seguido creciendo en popularidad. Actualmente su imagen aparece en infinidad de etiquetas de cervezas de todo el mundo estatuas paganas y es tema de cuentos y canciones.Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina. Paz para todos.

sábado, 8 de noviembre de 2014

LOS GRANDOTOTES DE LA CERVEZA


Por: Javier Sánchez Valenzuela
           
En este mundo matraca todo tiene dueño… absolutamente todo y la cerveza no es la excepción.
Cuando destapas un cerveza seguramente en lo último que pensamos es en quién es el dueño de la fábrica y simplemente nos avocamos a disfrutarla, eso es lo bonito.
No deja de ser interesante, sin embargo que por curiosidad aunada a la ociosidad nos lleve a investigar quiénes  son los dueños de nuestro planeta en lo que a fabricación de cerveza se refiere. Después de todo si esta es la bebida fermentada más consumida por la humanidad quienes la poseen seguramente son personas muy poderosas y de gran influencia en nuestra vida cotidiana ¿no creen?  Vamos a asomarnos a ese mundo.
Según algunos analistas el valor de las industria cervecera a nivel mundial es de alrededor de $137,458 millones de dólares. Si analizamor por continente los volumenes de producción queda más o menos de la siguiente forma:
- Asia la región que produce  aproximadamente 712 millones de hectolítros anuales.
América con una producción aproximada de 574 millones de hectolitros cada año.
- Europa que produce 534 Millones de hectolitros aproximadamente.
- África con una producción anualizada de 132 millones de hectolitros.
- Australia y Oceanía con 22 millones de hectolitros anulaes aproximadamente
 Este pastelote se lo reparten cinco grandulones:
Número 1: Anheuser Busch/InBev.  Produce más de 353 millones de Hectolitros anualmente y domina el 19.7% de la producción mundial de cerveza. Su base ubicada en Bélgica maneja más de 200 marcas de cerveza en el mundo, entre las que sobresalen Budweiser, Beck’s, Skol, Bud Light y muchas otras.
Número 2: South African Breweries (SAP)- Miller. Produce más de 190 millones de Hectolitros anuales, lo que representa el 9.6% de la producción mundial de cerveza. Su base está en Londres, Reino Unido y fabrica, entre otras, Foster’s, Gabrinus, Grolsch, Hamm´s y otras.
Número 3: Heineken. Su producción anual supera los 171.7 millones de Hectolitros lo que le da el 9.3% de la producción de cerveza a nivel mundial. Sus oficinas centrales se encuentran en Bélgica y fabrica más de 170 marcas de cerveza entre las que se encuentran Heineken, Tecate, Cruzcampo, Newcastle, Kaiser, Dos X, Murphy´s y otras más.
Número 4: China Resourse Snow Brewries LTD.  Anualmente fabrica 121.2 millones de Hectolitros cada año, lo que le da el 6.2% de la producción mundial de cerveza. Están ubicados en China y poseen más de 80 marcas entre las que encontramos Snow, Three Star, Tiajin, Zero Clock, Blue Sord y muchísmas otras.
Número 5: Carlsberg. Su producción anual supera los 120.4 millones de Hectolitros o sea el 6.1% de la producción mundial de cerveza. Sus oficinas centrales están en Dinamarka y produce etiquetas como Carlsberg, Kronenberg, Tuborg, Baltika y muchas otras.
Hasta ahí si le suman llevamos el 48.2% de toda la cerveza que se produce en este planeta distribuído en 5 grupos.  O sea que el restante 51.8 se le pelean una infinidad de empresas en todo el mundo con participación mucho menores.  Entre las chiquitas de las grandotas podemos encontrar Beigin Yanjing, Tsintao, Molson, Diageo, Duvel y lieralmente cientos de otras empresas.
La verdad no tengo idea del porcentaje que ocupa en el mundo la producción de cervezas artesanales… me gustaría saberlo. Lo único que sé es que su crecimiento en mercados tan importantes como el de Estados Unidos y en diferentes países de América ha sido permanente y que sigue creciendo año con año.  Evidentemente no le hacen ni cosquillas a las marcas industriales pero de que hacen su lucha, la hacen… me consta.
Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina.
Paz y trabajo para todos.





jueves, 6 de noviembre de 2014

AFRICA


Por: Javier Sánchez Valenzuela
           
¿Quién inventó la cerveza? Esta pregunta me la han hecho muchas veces.
¿Cuándo se inventó la cerveza? Esta es la pregunta que le sigue casi automáticamente a la primera. La respuesta sin embargo es un poco más complicada que la pregunta misma. Suele suceder.
Para tratar de dar una respuesta adecuada, hace un par de años en este mismo espacio escribí un artículo en el que describí de forma sucinta lo que sabía al respecto. En esencia lo que ahí comenté es el hecho de que la cerveza la inventaron grupos humanos diferentes en lugares diferentes y en épocas diferentes. Muchos tratan de adjudicarle el milagrito a los egipcios o a los sumerios, pero la cosa no es así de simple. Creo que no podemos darle todo el crédito a una sola civilización y a una época específica.
Vestigios de elaboración de cerveza han sido encontrados desde finales del neolítico en lugares tan distantes como China, India, Europa, América y África en épocas separados entre sí por miles de años.    
África es el continente donde según la inmensa mayoría de los antropólogos surgió el primer ser con caracteristicas humanas on caractere segun  or miles de añosneol, pero la cosa no es asísticas humanas. Según sabemos esto sucedió hace poco más de dos millones de años en las planicies del Serengeti en las ahora áridas planicies de Tanzania y en un punto conocido como la garganta de Olduvai. A partir de ahí los humanos empezamos a desparramarnos por la tierra desarrollando características diferentes que nos permitieran adaptarnos las respectivos entornos.
Desde hace aproximadamente 8,000 años se fabrica cerveza en África tanto en pequeñas villas remotas como posteriormente en las dinastías cerveceras que la
usaban ya con fines comerciales.  Cuando los primeros europeos empezaron a explorar África se asombraron con la gran cantidad de lugares donde se fabricaba y de variedades de cerveza que producían las diferentes tribus.  La cerveza más que una bebida recreativa era un elemento alimentico esencial para la dieta de los africanos. Para producirla utilizaban granos y hierbas originarios de sus diferentes regiones. Usaban harina de cassava, savia de pala, sorgo, cebada e incluso maíz, el cual fue traido por los comerciantes árabes de la época y que se usó en más de 100 estilos de cerveza fabricada por los nativos.  Algunos d estos ancestrales ingredientes siguen siendo utilizados en algunas cervecerías modernas.
La mayorías de esta cervezas africanas saben a agua de avena con ciertos toques de uva pasa. Algunas otras son más lechosas y fuertes en su sabor, acercándose a algo parecido a los que hoy conocemos como barley wine. Éstas generalmente eran fabricadas para ceremonias especiales.
La cerveza sigue siendo una parte importante de la dieta de muchas tribus africanas. Debido a que su producción dista mucho de contar con las modernas técnicas de filtrado, aun en nuestros días vemos el uso de popotes de paja que son introducidos en una vasija comunal desde la que varias personas toman a la vez. En estas situaciones de convivencia los participantes se sientan alrededor del recipiente y mientras toman platican sus historias y chismes del día.  El popote  para tomar cerveza utilizado por estas tribus tiene al menos 5,000 años de historia. Esto es fácil comprobarlo al ver los antiguos geroglíficos heredados de los egipcios y en tabletas de marcilla elaboradas por el pueblo de los sumerios, en Mesopotamia.
Sin embargo no todo lo referente a la cerveza en África se ubica en la antigüedad. Actualmente uno de los grupos cerveceros más importantes del planeta tiene su origen en Sudáfrica. Por supuesto me refiero a South African Breweries, mejor conocido por sus siglas SAB y en Estados Unidos como SABMiller. Este grupo fundado en 1895 cuenta ahora con más de 80,000 empleados en todo el mundo, de los cuales casi 10,000 están en África.

África fue y sigue siendo una de las piezas más importantes en esta larga y compleja historia de la cerveza en el mundo. Su trascendencia es innegable ya que nos une directamente con los orígenes de las civilizaciones modernas.
Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina.
Paz y trabajo para todos.

jueves, 9 de octubre de 2014

CERVEZA ARTESANAL: ¿ALGUIEN SABE QUÉ ES ESO?


Por: Javier Sánchez Valenzuela



Recientemente leí un texto formalmente elaborado por un grupo de personas que describían el concepto  de cerveza artesanal con parámetros que nunca había escuchado y no supe si reír o llorar … o irme a tomar una buena cerveza para tratar de olvidarlo todo.  Pensé: “si quienes andan queriendo ingresar al mundo de la artesanía cervecera están tan perdidos, imagínate los que no saben ni que onda.”

Me gustaría empezar aclarando que una cerveza artesanal no está definida por su contenido de alcohol (APV) ni por su grado de industrialización, tampoco por la restricción en el número de ingredientes, ni siquiera por su sistema de envasado. Lo artesanal de una cerveza radica en algo extremadamente obvio: que exista uno o varios artesanos responsables de su elaboración. “¡Tdaaá! ¿Neta?”

El sustento es obvio y por obvio se omite”, decía un maestro español que tuve en la universidad. Sin embargo creo que en este caso si debemos hablar un poco del tema. La cerveza artesanal tiene detrás una persona con nombre y apellido, talento y años de trabajo que no teme arriesgarse. La cerveza industrial tiene detrás una computadora que el día que se equivoque al aplicar la misma fórmula una y otra y otra y otra vez van a cambiarla por una nueva.

EN LA PLANTA DE LA CERVECERIA FAUNA
Para ahorrarme un poco de trabajo les anotaré extractos de definiciones que nuestros precoces vecinos del norte han hecho:

Según la Brewers AsociationUna cervecería artesanal debe ser pequeña, independiente y tradicional”. Y describe cada punto de las iguiente manera:

A)  Pequeña se refiere a que se producirán un máximo de 6 millones de barriles.

B)  Independiente se refiere a que no más del 25% del control y propiedad de la cervecería puede pertenecer a alguien que esté relacionado con la industria de bebidas alcohólicas que no sea él mismo un artesano cervecero.

C)  Tradicional se refiere a que deberá fabricar cervezas cuyo contenido alcohólico y sabores se deriven de ingredientes o procesos de fermentación tradicionales. Las cervezas en las que se utilizan maltas saborizadas no son consideradas artesanales.

¿Interesante verdad? Muchos cerveceros agregan a esta definición el hecho de que el sello característico de sus productos debe ser la innovación; no se trata de copiar recetas existentes sino de aportar creativamente nuevas cosas a estas recetas.
EN LA PLANTA DE LA CERVECERIA LEGION

La definición establecida por la Brewers Association no satisface a todo mundo. Para algunos tiene omisiones que pueden ser aprovechadas por algunos fabricantes para “disfrazarse” de artesanales. Seguramente eso es cierto, pero no podemos negar que establece parámetros que han servido para meter cierto orden donde no lo había y le da al consumidor una referencia importante. Las definiciones suelen ser controversiales.

La industria artesanal en Europa han utilizado esta misma descripción como base haciéndole algunas adecuaciones muy interesantes. Veamos:

 -  Una cervecería artesanal debe ser pequeña (menos de 500,000 hectolitros anuales)

 - Debe ser auténtica:

 - Produce sus cervezas a gravedad original

 - No usa arroz, maíz o cualquier otro adjunto para suavizar sabor o bajar costos.

 - Debe ser honesta:

- Todos los ingrediente deben aparecer en la etiqueta.

 - El lugar donde se fabrica debe aparecer en todas las etiquetas.

 - Todas sus cervezas son producidas en establecimientos artesanales.

 - Debe ser independiente:

         - No  más del 20% puede ser propiedad de alguien o alguna empresa que no sea una cervecería artesanal.

 
EN EL PUB DE LA CERVEZA 3B
                      
Como se habrán dado cuenta describir lo que es una cerveza artesanal no ha sido cosa fácil ni poco controversial.  Si embargo las bases están sentadas.  Cada vez nos acercaremos más a una definición que deje contentos a todos.  Hace poco tiempo mientras platicaba con unos amigos  en El Sume sobre este asunto, uno de ellos aventuró una frase que por un momento nos dejó mudos y finalmente admintimos que su boca estaba llena de absoluta razón cuando dijo: “La cerveza artesanal es la que no venden en el Oxxo, chingado”.

Y tu…¿Qué cerveza nueva probaste esta semana? Explora, diviértete, piérdete en la diversidad. Busca más allá de la tienda de la esquina.
Paz y trabajo para todos.